Otro rebrote en China obliga cierre de la capital de musulmanes uigures, Urumqi

Cuando China llevaba ya diez días sin informar de ningún contagio local de coronavirus, un brote en Xinjiang, la remota región de mayoría musulmana, ha obligado a cerrar su capital, Urumqi, y vuelve a poner en duda las cifras oficiales. Aunque las autoridades solo reconocían ayer al mediodía seis casos confirmados y once asintomáticos, no dudaron en imponer medidas drásticas como detener los transportes públicos y aislar la ciudad, que tiene unos cuatro millones de habitantes.

Según informa el periódico «South China Morning Post», la única línea del metro fue cerrada el jueves por la noche y se interrumpió el servicio de numerosos autobuses. A tenor de la BBC, el aeropuerto cortó ayer más de 600 vuelos de entrada

Share: