Políticos en Paraguay recortan su salario para combatir el coronavirus

En consenso general, los ochenta Diputados paraguayos de común acuerdo han decidido destinar el ochenta por ciento de sus ingresos mensuales proveídos por el Estado para hacer frente al combate contra la pandemia del coronavirus que hasta el momento según datos del Ministro de Salud hasta el día de la fecha, ha afectado a 59 individuos en todo el País y a su vez, se han registrado tres padecimientos.
Según lo anunciado por el propio Presidente de la cámara baja, Pedro Alliana (ANR), estos fondos descontados serán automáticamente destinados a cubrir la mayor parte de los gastos del Ministerio de Salud según lo anunció a través de su cuenta de twitter junto al documento del mismo:

Desde luego, dentro del mismo recinto hubo oposición por parte de algunos Diputados alegando que se trataba de “una medida anestésica que buscaba aplacar las críticas ciudadanas”, pero estos no reunieron los votos necesarios. A todo vale agregar que los Legisladores en general, están siendo presionados duramente por el pueblo paraguayo con el fin que los privilegios con el que actualmente gozan sean plenamente recortados, tema del cual hablaremos en otro artículo.A su vez, y según datos proveídos directamente por el Senado, dos legisladores del Partido Liberal, entre ellos el Presidente de la cámara alta Blas Llano y su par Victor Ríos, presentaron el viernes el Proyecto de Ley “Por el cual se establece el plan de emergencia ante la pandemia a causa del COVID-19”, donde señalan, entre otras cosas, la reducción del salario de parlamentarios y miembros de organismos nacionales y binacionales.

El documento, en su Artículo 1°, establece una remuneración máxima para senadores y diputados de la Nación, parlamentarios del Mercosur, miembros de consejos de instituciones y organismos nacionales y binacionales de la República del Paraguay que tendrán derecho a percibir como remuneración máxima, el equivalente a 7 salarios mínimos legales vigentes en la República del Paraguay.

En el Artículo 2°, dice que los senadores y diputados de la Nación, parlamentarios del Mercosur, miembros de consejos de instituciones y organismos nacionales y  binacionales de la República del Paraguay, que residan fuera de Asunción, y del departamento Central, tendrán derecho a gastos de residencia, viáticos y combustible, de acuerdo a la distancia del domicilio con relación a la sede del Congreso Nacional y/o de las Entidades comprendidas por esta Ley, según escala aprobada para cada ejercicio.

En su Artículo 3° indica que esta ley tendrá vigencia por el mismo periodo de tiempo para la Ley 2 “Que declara estado de emergencia en todo el territorio del Paraguay ante la pandemia declarada por la OMS a causa del COVID-19 y se establecen las medidas administrativas, fiscales y financieras”.

El propio Senador Blas Llano anunció que el documento estará disponible en la Secretaría de la cámara alta, de tal modo a que otros legisladores puedan acompañar si así lo desean.

Paraguay se convierte de esta manera en el segundo país sudamericano en aplicar una medida que restrinja sus ingresos a los políticos para hacer frente a la propagación del COVID-19, recordando que Uruguay ya lo aplicó días atrás.

Share: