Una mujer aprovecha el aislamiento para fabricar y donar mascarillas en Colombia

Mariles Herrera, residente del Barrio Portal de los Abetos, en Cartagena, elaboró 250 tapabocas para entregar a personas necesitadas.

“Yo tengo mis dos hijas que están por fuera de Colombia, ese tema de las noticias me tiene loca y más que no se han podido venir. Entonces me puse a pensar en que uno tiene la facilidad de adquirir las cosas, pero hay gente que está en la calle y no puede. Como estamos en cuarentena, entonces decidí ocuparme y ayudar en algo haciendo tapabocas”, afirmó Mariles. 

Entrega de 100 tapabocas a Fundevida, fundación de niños con cáncer.Mariles Herrera

Ella estudió diseño de modas y por eso tiene su máquina de coser, pero se dedica a la repostería. Ha ganado dos concursos de repostería a nivel nacional. Hasta hoy tenía sólo una máquina, pero una señora la llamó para avisarle que le va a dar otra. 

“Yo vi que alguien compartió el caso en sus historias, es una señora que por iniciativa propia y sin ánimo de lucro está haciendo tapabocas para regalar. Debido a la demanda de tapabocas, porque no sé si es que se los están guardando o mucha gente los compra, pero no hay en las farmacias y los que hay están en precios elevados. Ya estamos programando una donación para que ella pueda hacer más”, afirmó Rodrigo Tovio, quien maneja e impulsa iniciativas comunitarias en varias partes del país y ha dado a conocer el caso en redes sociales. 

En los 250 tapabocas gastó 35.000 pesos. “No quiero que la gente piense que con esto yo me voy a lucrar. ¿Qué es lo que solicito yo? Manos que me colaboren, por lo demás yo puedo correr con los gastos. Esto ha sido una locura, me han llamado de los ancianatos de Sincelejo, de Mompóx, para que les lleve tapabocas”, le dijo Mariles a El Espectador. Agrega que está buscando ayuda en las redes y que ya consiguió a dos personas que le están ayudando a coser para poder elaborar más tapabocas. 

EL ESPECTADOR

33 Vistas

ESCRIBE UN COMENTARIO